Oración a la Virgen del Tránsito

Oh Madre mía que terminando tu vida aquí en la tierra fuiste elevada en cuerpo y alma al cielo y participas de la gloria de nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

Aquí estamos todos tus hijos con todo nuestro amor buscando tus brazos maternales para ser amparados y consolados con tu bondad.

Tu que nunca nos niegas tu ayuda y que nos llevas por el camino sin soltar nuestras manos cuando atravesamos momentos difíciles, llenos de amargura y lágrimas.

Nos das tu luz y la paz que necesitan nuestros corazones, ven sálvanos y danos desde lo alto tus divinas gracias, y siempre protégenos.

Haz que por tu intercesión obtengamos lo que necesita nuestro corazón, siempre que sea para el bien de nuestras almas.

Amén